jueves, 11 de agosto de 2011

En este espacio incluiré textos de amigas y amigos que comparten conmigo el mismo amor, pasión y deslumbramiento por el fascinante mundo de las palabras.
A todos ellos, mi profundo agradecimiento por la valiosa colaboración que, sin duda, habrá de jerarquizar este blog.

Liliana Ravasio

La vida en círculos

Cierro un ojo y miro la vida por el anillo que acerco al otro.
Constantemente se suceden los momentos, como el aleteo imparable de los peces, a través de un ojo de buey.
Las historias se agitan y son hojas de un libro ante el cristal del anteojo.
Las imágenes juegan con contornos y colores como fotografiadas por la lente de una cámara.
Las emociones se agitan simulando asientos de una rueda gigante.
Las voces y melodías se graban en un disco, dispuesto a arrojarlos al aire del recuerdo cuando la púa se hunda en cada surco del ayer.
Solos nacemos y solos morimos, dijo alguien una vez.
La vida es un círculo que se cierra como el diagrama de un conjunto y agrupa los elementos que logramos reunir a cada paso que hemos dado.
                                                          
                                                                      
                       Sueño Paraíso                                                           


Pedaleo el empedrado.
Cada adoquín es un sueño
que merece ser guardado.
Pongo ímpetu
para levantar vuelo
pero el peso y la nostalgia
me aferran más al suelo.
Quisiera tocar las nubes
y llegar al paraíso
pero en el cordón me freno
y en silencio me duermo.

                             
                             
Túnica blanca


Cuando el artista necesita atenuar un color, busca el blanco en su paleta.
Si lo que va a colorear es blanco, deberá utilizar un pincel limpio. Cualquier resto de pintura puede alterar su pureza.
Lo mismo sucede con las telas. A partir del crudo original, el primer color a teñir es blanco, luego, vendrán los demás.
La humanidad los recordará, envueltos en túnicas blancas.
No va a ser la estridencia de un color lo que quede guardado en nuestro recuerdo, sino una personalidad impactante.
Ellos fueron la acuarela blanca, en el pincel del mundo. Detrás de un cuerpo pequeño, algo encorvado, como para soportar el peso de una actualidad que los preocupaba, una mirada mansa y brazos que se hacían gigantes. Intentaron disipar el rojo de la guerra, el amarillo del odio o el multicolor de la crueldad.
Frágil andar, acompañado por un susurro de voz. Sandalias simples o pies descalzos, para aplastar la desigualdad y el sufrimiento, y abrir surcos a las semillas del amor y la solidaridad.
Un velo con rayas azules tapaba su frente, dejaba descubierto un rostro oscuro, arrugado, con huellas de una vida austera. Sonrisa que regalaba esperanza al que protegía en sus brazos.
Otro de diminuta figura, cabeza calva y bigotes canos. Profundos ojos detrás de cristales circulares, que brindaban con ímpetu una filosofía única.
El último en irse, hoy es beato, “mensajero de la paz y servidor de la vida”. La cabeza apoyada en sus manos unidas, observando todo, en silencio, con una mirada especial.
Una cruz en el pecho y un anillo de presencia absoluta.
Serán íconos de la historia, simples y puros, como el blanco que los envolvió, pero perseverantes en los intentos por atenuar los colores del mal.

(A la madre Teresa, Mahatma y Juan Pablo II)
                                                          
Silencio en borrador

Como caballetes los pies
y como tela el corazón
el silencio ensaya
garabatos en borrador.
El pincel se humedece en lágrimas
las alegrías aportan color.
Palabras que no se dicen
solo miradas de amor.
Suspiros engarzados
como burbujas de jabón
simularán estrellas
que titilan una canción.
La percibirán nuestros oídos
cuando el silencio nos diga:
            “esta obra la firmo yo”.
__________________



Liliana Mercedes Ravasio nació el 10 de julio de 1961 en Rafaela, provincia de.Santa Fe, donde reside actualmente.
Perito Mercantil. Desde hace 28 años trabaja como empleada  administrativa de una empresa. Casada, dos hijos varones.
Obtuvo Mención Especial en el Concurso Nacional Sonríe en familia” CORA 2004, organizado por la Confederación Odontológica de la República Argentina.
En 2009 ganó el Primer Premio y una Mención Especial en el Proyecto Interactivo Treinta Tríos, organizado por el fotógrafo Daniel Goldberg.
En mayo de 2010  un trabajo suyo fue incluido en la publicación Moleskin.es  (Ediciones del Viento – España).
Asiste a los talleres literarios de E.R.A. (Escritores Rafaelinos Agrupados).
Correo electrónico: lilianaravasio@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada